x
≡ menú
Inicio Acerca del sitio web Noticias Contacto Enviar solicitud
La experiencia de empresas existentes y nuevas ideas para el negocio de transformación de madera con los aserraderos Wood-Mizer

Las aventuras de Oskars y su aserradero
Una historia sobre aserrado merecedora de un Óscar


Las aventuras de Oskars y su aserradero Oskars Kejss, nacido en el pueblo letón de Kubuli, es un joven ingeniero forestal de profesión. Se graduó de la Facultad de Ciencias Forestales de la Academia de Agricultura de Jelgava y comenzó a trabajar como guardia forestal, encargándose del inventario y de la evaluación de mercado forestales.

En los años noventa, esta era una profesión muy demandada en Letonia. Los bosques acababan de ser devueltos a sus antiguos dueños y Oskars estaba muy ocupado con el inventario forestal.

"Sí, había muchísimo trabajo", recuerda Oskars con una sonrisa.

Sin embargo, el trabajo fue decayendo poco a poco y, ahora, Oskars solo trabaja uno o dos días a la semana.

No obstante, al tiempo que el trabajo de consultoría forestal disminuía, se le presentaba otra oportunidad. Un día, Oskars vio cómo los aserraderos Wood-Mizer transformaban un tronco en tablas.

"Me quedé allí observando, fascinado. ¡Este es el futuro! ¡Esto es lo que quiero hacer! , exclama Oskars. Este concepto me inspiró. Entonces Oskars hizo una llamada al representante local de Wood-Mizer.

"La primera máquina que vi era muy simple. Pero el distribuidor me recomendó otra que ofrecía más funciones y mucha más productividad. Así que decidí que estábamos en el siglo XXI y quería tener el equipo más moderno". Y compró un aserradero LT40 portátil.

Oskars decidió que quería montar una empresa de aserrado la primera vez que vio funcionar un aserradero Wood-Mizer
"Decidí equipar el aserradero con un motor eléctrico. Es más fiable y más fácil de mantener", explica Oskars.

Los aserraderos portátiles de Wood-Mizer tienen un diseño único: el cabezal de corte está montado en un solo lado y se mueve por el riel al cortar. Este diseño fue elegido por varias razones: primero, por lo fácil que resulta de instalar y las pocas probabilidades de que se produzcan problemas de alineamiento. Los brazos hidráulicos cargan los troncos directamente del suelo. El rotor hidráulico gira el tronco, los rodillos hidráulicos lo nivelan y la abrazadera hidráulica los fija, presionándolos contra los soportes laterales. Gracias al uso de sierras de cinta estrecha se obtienen más tablas de cada tronco. El programador automático electrónico permite al operario alinear el cabezal de corte en la posición correcta con solo introducir un parámetro.

"Fui el primero en Letonia en tener una máquina de ese tipo", alardea Oskars. "Pensé que, dado que el aserradero es portátil, podría remolcarlo en mi Volkswagen Passat hasta casa. "
Un amigo suyo se apuntó al viaje y juntos recorrieron 1.000 km. Cuando llegaron a Polonia a por su aserradero, el personal de Wood-Mizer se quedó muy sorprendido. No sucede muy a menudo que un cliente venga personalmente de otro país a llevarse su aserradero y Oskars fue el primero en hacerlo en Letonia.
De este modo, tras la sorpresa inicial y después de hacer unos arreglos apresuradamente, Oskars y su amigo retomaron su largo viaje remolcando la máquina por las pequeñas carreteras comarcales polacas, después cruzaron Lituania y, finalmente, llegaron a casa, al pueblo letón de Kubuli.

Antes de aceptar los primeros pedidos de madera, Oskars aprendió a manejar la máquina durante un mes, y ahora opera su aserradero instintivamente
Los vecinos pronto se percataron de la presencia del aserradero en casa de Oskars y no tardaron en llegar los primeros pedidos. Esto ocurrió en el verano de 2008, después de que un huracán hubiese arrancado numerosos árboles en Letonia y se disparara la demanda de retirada de árboles. El negocio de Oskars tuvo un gran comienzo ayudando a limpiar la zona de árboles caídos.

"Los pedidos llegaron rápidamente, pero yo no tenía prisa. Era mi 'primer intento' y quería dar una imagen profesional a la gente, para demostrarles que poseía las cualidades necesarias. O, al menos, el tiempo suficiente para ojear el manual del usuario". Oskars estuvo casi un mes aprendiendo a manejar la máquina mientras cortaba los troncos del bosque que había heredado de su abuelo.

Mi principio es la calidad, la precisión. Letonia es un país pequeño. Si los clientes vuelven a llamarme una y otra vez, significa que les ha gustado mi trabajo cuenta Oskars.
Sus clientes también valoran lo rápido que produce sus pedidos. Por ejemplo, un agricultor llamó a Oskars porque necesitaba reconstruir un edificio y necesitaba unos 200 metros cúbicos de madera cortada. Fue un encargo grande, pero Oskars lo terminó en solo diez días. ¡El agricultor se quedó asombrado! Cuando había encargado madera a otro aserradero local, tuvo que esperar un mes para solo 40 metros cúbicos de madera.

El asistente de Oskars, Boris, es un hombre fuerte y alto, capaz de mover él solo troncos grandes. Su fuerza y su velocidad contribuyen a lo que Oskars es capaz de producir. Su récord fue cortar 26 metros cúbicos en un día. Empezaban a trabajar a las cinco de la mañana y terminaban a las diez de la noche.

Oskars viaja y ayuda a la gente a transformar troncos en madera de alta calidad
"Los últimos tres troncos los cortamos con las luces del coche encendidas", dice Oskars riendo. "Después, volvimos felices a casa: habíamos acabado y teníamos prisa por ver a nuestras familias".

Finalmente, Oskars compró un paquete de mantenimiento de sierras Wood-Mizer, y él mismo afila y ajusta sus sierras. La primavera es la mejor época para su empresa, porque la gente está ocupada con proyectos de construcción. Después de dos años con su aserradero portátil, Oskars cambió su Volkswagen Passat por un Mitsubishi L200, mucho más potente y cómodo. También le gusta el espacio adicional donde pueden guardar las sierras y los cables, en la parte trasera del vehículo.

"Siempre aconsejo a mis clientes que aumenten al máximo sus beneficios antes de comprar las tablas listas. Si compras un tronco, dime qué necesitas, por ejemplo, 30 tablas de un tamaño, otras 20 de un tamaño diferente, y los cortaré para ti, y, además, añadiré una tabla extra: 31 tablas y 21 tablas. También te daré restos y piezas pequeñas de madera que pueden resultar muy útiles si calientas tu casa con leña. Puedes ahorrar un mínimo de 20 lats (unos 30 euros) por cada metro cúbico de tablas terminadas", comenta Oskars.




Si estás interesado en los productos y servicios de Wood-Mizer mencionados en este artículo, puedes
Llamarnos al:
Otros artículos sobre aserraderos portátiles
Después de la Catástrofe Las nuevas generaciones eligen Wood-Mizer
Contactos Enlaces
© 2016 El Planeta Wood-Mizer
ul. Nagórna 114, 62-600 Koło, Polonia
woodmizer.es
woodmizer.eu